Los falsarios de la Historia. 

“¿Cristianos y socialistas?”.

 

Antonio Tapia García.

 

Graduado Social y ensayista.(España),

 

"Si acaso el socialismo, como todos los errores, tiene unaparte de verdad (lo cual nunca han negado los Sumos Pontífices), el concepto de la sociedad que le es característico y sobre el cual descansa, es inconciliable con el verdadero cristianismo. Socialismo religioso, socialismo cristiano, son términos contradictorios; nadie puede al mismo tiempo ser buen católico y socialista verdadero”.

 

Así se expresaba el Papa León XIII. Cierto que desde entonces  la sociedad ha evolucionado mucho, también el pensamiento humano. Pero lo que permanece inmutable es la filosofía marxista, de la que está impregnado el socialismo, aunque ahora en algunos países lo disfracen con otros nombres, como por ejemplo social democracia, o le pongan apellidos socialismo cristiano.

Aunque pretendan hacernos creer que se han desenvuelto de la filosofía marxista, el socialismo y marxismo conviven y convivirán mientras existan. Dudo que se hayan desprendido de sus elementos básicos: lucha de clases, materialismo, rechazo de la religión, abolición de la propiedad privada… pero lo que no pueden negar es la aversión al sentir religioso del hombre, la negación de Dios y de sus leyes, aunque nos pretendan engañar dando cabida al sentir cristiano dentro de sus filas, cuyo objetivo es servirse del cristiano electoralmente.

Es imposible la cohabitación del cristianismo con el socialismo, es como poner una cerilla encendida al lado de un chorro de gasolina. Son incompatibles. O se es socialista o se es cristiano. La negación de Dios, la creencia en un estado aconfesional y radicalmente laico, la aceptación del divorcio y del aborto, entre otras cosas, se opone de forma radical al cristianismo y a la ley de Dios que predica todo lo contrario.

Las leyes tan avanzadas en tema “social” que ha elaborado el partido socialista, han salido adelante debido al fuerte apoyo de los grupos cristianos que se integran en dicho partido. Sin olvidarnos de los apoyos de algunos obispos, sacerdotes y religiosos y religiosas que han sido el caldo de cultivo de los grupos de cristianos para el socialismo, cuyos nombres omito por no darles una publicidad que en nada se merecen.

Todos estamos viendo la actitud agresiva de los socialistas en la nueva etapa de este partido bajo los auspicios del señor Zapatero. Jamás desde la pasada guerra de España, hemos visto los ataques tan clamorosos como los que se están produciendo. La política del actual sistema,  en sus comienzos se basó en dos puntos: destrozar todo lo que el PP había levantado y saneado con los gobiernos del señor Aznar, entre ellos la flotante economía que nos dejo y el enfrentamiento con la Iglesia en España.

Todo poder en trance de totalizar el ejercicio de su dominio necesita un contrario, un enemigo para reafirmarse y superar la inercia de la historia. En España, el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero ya ha encontrado uno: la Iglesia Católica (José Francisco Serrano Oceja, en Libertad Digital). Y eso es así, se ha visto desde sus comienzos. Los gobiernos del señor Zapatero elaboraban  leyes y decretos a sabiendas de que la Iglesia católica va  a responder a cada uno de ellos: matrimonios homosexuales, aborto en su ley más abierta, la ley de educación, la asignatura de religión … con el objetivo de crear un enfrentamiento y tratar de poner a la Iglesia contra las cuerdas, pero ante el pueblo católico español le han dicho  al señor Zapatero que la Iglesia no estaba sola. Se optó por querer retirar la ayuda del estado, lo que no se dio cuenta que ahora la Iglesia además de contar con el apoyo de los cristianos ya no iba a tener  las manos atadas y podrá hablar con claridad total. Poco inteligente, sí señor. Desde luego no se merecen el sueldo esta retahíla de asesores que cobran y  no hacen más que llevarle de trompazo en trompazo. Y todo esto los cristianos socialistas lo ven con beneplácito.

El sr bono dice que es compatible el socialismo con el cristianismo porque sino “habría que cerrar todas las iglesias y las agrupaciones del PSOE (¿). Si eres buen cristiano no se podrá ser buen militante socialista y si eres buen socialista militante… las doctrinas son totalmente opuestas. La Principal que el cristiano cree en la existencia de Dios, el socialista, si es buen socialista, deberá de llevarse por el materialismo del que está impregnado y por tanto rechazar de plano su existencia.

 

La Razón Histórica, nº11, 2010 [77-78], ISSN 1989-2659. © IPS. 

Free Website Translator

Números publicados [2007-2018]

Nº 41. LA NARRACIÓN HISTÓRICA.

Nº 40. APRENDER.

Nº 39. INVESTIGACIÓN SOCIAL.

Nº 38. TEORÍA Y PRÁCTICA.

Nº 37. EL ESPACIO HISTÓRICO.

Nº 36. LA IDENTIDAD EN LA HISTORIA.

Nº 35. EL CONCEPTO.

Nº 34. LA PARADOJA DEL PROGRESO.

Nº 33. LA REALIDAD HISTÓRICA.

Nº 32. LA ERA DE LA GLOBALIZACIÓN.

Nº 31. ÉTICA Y ESTÉTICA.

Nº 30. LA RAZÓN.

Nº 29. EL LENGUAJE HISTÓRICO.

Nº 28. EL PODER.

Nº 27. LAS RAÍCES.

Nº 26. MEMORIA.

Ver Listado completo.

Garantía de Calidad

Edición y desarrollo

Colaboración