LRH 5.7.pdf
Documento Adobe Acrobat 98.7 KB

 

 

 Un libro ejemplar.

"Víctor Pradera", de José Luis Orella.

 

 

Reseña de Sergio Fernández Riquelme.

 

 

 

El presente texto, escrito por D. José Luis Orella, profesor de Historia de la Universidad San Pablo-CEU, no sólo recupera a uno de los pioneros del catolicismo social en España, Víctor Pradera, sino que devuelve el prestigio que nunca debería haber perdido el género historiográfico de la biografía intelectual. Esta magna obra histórica, perfectamente documentada y brillantemente expuesta, nos acerca a la vida y obra de uno de los doctrinarios tradicionalistas más importantes, si no el fundamental, de nuestra historia contemporánea.

A través de la semblanza de Víctor Pradera, el profesor Orella nos ilustra en el desarrollo del catolicismo social y tradicional en el siglo XX español. Nacido en Pamplona en 1872 y formado en la Universidad de Deusto, dirigida a la sazón por los jesuitas con el objetivo de formar una élite católica activa y dirigente, Víctor Pradera se relacionó pronto con los círculos carlistas y con los propagandistas de ACN de P (Propagandistas).

A esta primera formación se unió el tomismo recibido de la "Escuela de Malinas", de manos del cardenal Mercier, y la propuesta modernizadora de la Tradición hispánica principada por el periodista e ideólogo Juan Vázquez de Mella, su gran mentor. Su labor como diputado por Tolosa durante la Restauración, se centrará, por ello, en la defensa de las peculiaridades regionales de España, siempre dentro de una visión nacional y católica de España ante la crisis del Estado demoliberal. El impacto de la Primera guerra mundial, con la eclosión de las nacionalidades y el triunfo del comunismo bolchevique en Rusia, harán que Pradera vuelva al escenario político, abandonado por actividades profesionales (ingeniero y abogado).

En este contexto, Orella recoge como Víctor Pradera se alzará como portavoz tradicionalista de la unidad nacional ante el avance nacionalista casco en el País Vasco y Navarra. Su visión de la diversidad regional dentro de la unidad nacional, le situará frente a la pretensión racial del independentismo vasco de Sabino Arana; paralelamente, y frente a la amenaza del socialismo revolucionario, Pradera reclamará una suerte de "frente nacional", bajo un programa común de tinte católico-social, y concretado en el Partido Social Popular, de breve existencia, y más tarde, bajo el régimen del general Miguel Primo de Rivera, por un nuevo régimen constitucional tras la convocatoria de la Asamblea Nacional Consultiva (1927).

Uno de los aspectos capitales de esta biografía intelectual y vital, aparece en el análisis del desarrollo histórico de la II República, momento en el que Víctor Pradera, tras el fracaso de su proyecto bajo el general Primo de Rivera, se convierte en uno de los principales ideólogo del renovado tradicionalismo, más allá de la raigambre carlista, con notable influencia en el resto de las formaciones contrarrevolucionarias. Con su participación en la revista Acción Española, recogida en su obra fundamental, El Estado Nuevo (1935), lanzó la idea de un nuevo sistema político, católico y tradicional, donde el corporativismo aparecía como la alternativa política esencial en España frente a la unión entre liberales jacobinos y socialistas revolucionarios. Y frente a la "derecha accidentalista" de la CEDA y José María Gil Robles, apoyó tanto la vía del Bloque Nacional dirigida por José Calvo Sotelo como la renovación del Carlismo auspiciada por Manuel Fal Conde.

Finalmente, y tras conectar el organicismo social implícito en la obra principal de Pradera, El Estado Nuevo (de tanto impacto en la movilización antirrepublicana y en las primeras décadas del franquismo) con las diversas teorías en este sentido difundidas en la Europa de entreguerras (y marcando las diferencias sustanciales de éstas con el fascismo), el profesor Orella documenta el momento y la forma en la cual Pradera fue fusilado por los nacionalistas vascos en plena Guerra civil.

En estas 233 páginas, el autor recoge los grandes pasajes de la vida y obra de Pradera, conectando sus ideas y propuestas con las diferentes pretensiones del pensamiento contrarrevolucionario y autoritario español, desde los proyectos de una “democracia orgánica” hasta un poder comisario y autoritario, del que el doctrinario navarro (de estirpe foral) fue adalid contemporáneo o referente a posteriori.



Véase José Luis Orella Martínez, Víctor Pradera, un católico en la vida pública de principios de siglo. Madrid, BAC, 2000.

Free Website Translator

Números publicados [2007-2018]

Nº 41. LA NARRACIÓN HISTÓRICA.

Nº 40. APRENDER.

Nº 39. INVESTIGACIÓN SOCIAL.

Nº 38. TEORÍA Y PRÁCTICA.

Nº 37. EL ESPACIO HISTÓRICO.

Nº 36. LA IDENTIDAD EN LA HISTORIA.

Nº 35. EL CONCEPTO.

Nº 34. LA PARADOJA DEL PROGRESO.

Nº 33. LA REALIDAD HISTÓRICA.

Nº 32. LA ERA DE LA GLOBALIZACIÓN.

Nº 31. ÉTICA Y ESTÉTICA.

Nº 30. LA RAZÓN.

Nº 29. EL LENGUAJE HISTÓRICO.

Nº 28. EL PODER.

Nº 27. LAS RAÍCES.

Nº 26. MEMORIA.

Ver Listado completo.

Garantía de Calidad

Edición y desarrollo

Colaboración